¿Por qué a los niños les gusta la terapia de integración sensorial?

Actualizado: 27 jun 2021

Para el niño, la terapia es un juego y puede parecer un juego también para los adultos que observan. Pero también es un trabajo importante, porque al ser guiado por un profesional, el niño puede alcanzar éxitos que probablemente no los conseguiría a través de un juego no guiado. De hecho, la mayoría de los niños con disfunción en integración sensorial son incapaces de jugar productivamente y organizarse sin ayuda. La terapia debería ser una experiencia positiva de crecimiento para los niños, quiénes normalmente la esperan con ilusión e impaciencia. Sin embargo, no todos los días la terapia será productiva, los niños también tienen días difíciles, como los adultos. Hay algunos desórdenes, en concreto, que les dificulta a los niños interactuar con los equipos y disfrutar de las actividades que la mayoría de los niños consideran juegos. Para algunos niños, por lo tanto, comenzar la terapia puede ser un proceso difícil. Un terapeuta entrenado sabrá cómo “empujar” al niño y pedir a los padres ayuda para que el niño llegue a involucrarse



0 visualizaciones0 comentarios